Yogur griego con Tefal Multidelices

El yogur griego que hace la Tefal Multidelices está muy, muy bueno. De hecho a mí me gusta más que el que compro para usar en la receta. No solo para comerlo tal cual, sino como base a otras recetas para hacer salsa de yogur con finas hierbas.

Para esta receta necesitaremos usar el accesorio de la Tefal Multidelices que es el tarro de 1 litro. Por cierto, a veces los accesorios de la Tefal Multidelices aparecen como si fuesen de la marca Seb, y últimamente la Tefal aparece en Amazon como Moulinex Multidelices. Ni idea de por qué hacen eso, parece ser que porque tanto Moulinex como Tefal (al igual que otros como Rowenta) son marcas de electrodomésticos que pertenecen al grupo Seb, una marca francesa de pequeños electrodomésticos, que con el tiempo fue adquiriendo a todos sus principales rivales.

En fin, historias empresariales aparte, vayamos al grano. En su día hice el review de la Tefal Multidelices, y ahí explicaba que la yogurtera se vende con 6 tarritos de cristal con tapa incluidos, pero si quieres otros accesorios como los botellines para yogur líquido, otro set de 6 tarritos o el tarro de un litro, hay que adquirirlos aparte.

tarro_tefal_multidelices

El tarro de 1 litro viene con una especie de escurridor que usa la misma malla que los coladores que se emplean habitualmente en la cocina. De esta forma, cuando el yogur se va haciendo, se escurre el suero en el recipiente de plástico y el yogur queda con la consistencia cremosa de un yogur tipo griego.

Yo a mi versión le he añadido unas cucharaditas de azúcar porque yo de todas formas me tomo el yogur natural con azúcar y queda mejor así, ya integrada en el yogur, que si luego las pones aparte cuando el yogur ya está hecho. Pero claro, hay que tener en cuenta que si vas a usar el yogur griego para hacer salsa de yogur, según la receta que utilizo yo en este otro post, hay que olvidarse del azúcar y usar solo leche y yogur en la receta.

Ingredientes:

1 litro de leche entera o semidesnatada

1 vaso de yogur griego natural (puede ser el estándar de 10% de grasa pero yo usé el de 2,5%)

3 ó 4 cucharadas de azúcar

***

Preparación:

Batimos el litro de leche junto con el yogur, mejor con un batidor manual que con la batidora, porque en algún sitio leí que con la batidora podrían romperse las enzimas, o alguna de estas cosas que lleva el yogur para que la leche se “cuaje” (no sé si será verdad, pero por si acaso).

Si nos gusta que quede dulce, añadimos unas cucharadas de azúcar (puede ser de caña, entonces el color del yogur cuando ya esté hecho no quedará blanco del todo).

Damos la vuelta al accesorio de la Tefal Multidelices que sirve para meter los seis tarritos de cristal. Ahora los seis agujeros estarán en el fondo de la yogurtera y nos queda espacio para colocar el otro accesorio de 1 litro.

Ponemos el escurridor dentro del tarro de plástico de un litro y lo colocamos todo dentro del contenedor al que acabamos de dar la vuelta.

contenedor yogur griego

Rellenamos el tarro con la mezcla de leche y yogur. Como veréis, con estas cantidades queda justamente lleno hasta el borde… no cabe ni una gota más. Pero luego se va a ir perdiendo suero y el resultado final es bastante menos cantidad.

yogurtera

Seleccionamos la opción 1 con el botón cuadrado de la Tefal Multidelices (la de hacer yogur) y programamos 8 horas.

Cuando el yogur se termine de hacer, le damos la vuelta de izquierda a derecha al escurridor, de forma que ahora no queda encajado en el tarro de plástico de 1 litro, sino que se queda colgando un par de centímetros más arriba. Dejamos enfriar el yogur de esta manera, para que vaya perdiendo algo más de suero y así quede más cremoso.

yogur griego Multidelices

 

 

Mermelada casera de albaricoques

Ahora que es plena temporada de albaricoques, he aprovechado para hacer una mermelada de albaricoque que había visto hace tiempo por Youtube.

Yo no la he hecho pensando en llenar un montón de tarros, sino para consumirla directamente, y como veréis en el post del yogur con mermelada, he usado parte para ponerla en el yogur que he hecho con la Tefal Multidelices. El caso es que a mí lo de esterilizar los tarros y todo eso ya me parecen palabras mayores, así que he preferido probar con poca cantidad y usarla en unos pocos días.

albaricoques

Ingredientes:

500 gr de albaricoques

100 gr de azúcar

zumo de 1 limón

***

Preparación:

Pelar y deshuesar los albaricoques.

Ponerlos a macerar junto con el azúcar y el zumo de limón durante aproximadamente 1 hora.

Poner a fuego lento removiendo para que no se pegue, durante una hora más o menos, hasta que los albaricoques se hayan deshecho y quede una consistencia de mermelada.

Dejar enfriar y ¡ya está! Así de fácil es.

mermelada_albaricoque

Si no la ponemos en tarros esterilizados, se conserva solo un par de días en la nevera, y además no se puede cerrar herméticamente si no realizas el proceso de esterilización. Mejor dejarla en un recipiente de cristal sin tapar, o todo lo más tapada con papel de aluminio.

Si no te gusta encontrar trocitos, una vez que está fría la mermelada puedes pasar la batidora, aunque yo los he dejado así y no se notan casi los trozos. Como la verdad es que hacer mermelada es mucho más fácil de lo que parece, me he emocionado y también he probado a hacer de cerezas, con las mismas cantidades y de la misma forma que la de albaricoque. La de cerezas la he probado con el yogur griego que hice con la Multidelices, que ya estaba azucarado, porque la verdad es que con la misma cantidad de azúcar que la de albaricoque, salió algo más amarga. Y además a esta sí que le pasé la batidora, porque los trozos de cereza no quedan tan blanditos una vez que ya está cocida. 

 

Meditación en la playa para liberarte de malos rollos

El mes de julio es un momento perfecto para disfrutar de la playa en todas sus facetas. Al menos aquí en Holanda, claro, porque ya sé que en otros lugares están a más de 30 grados, con lo cual la meditación en la playa quizás no sea tan llevadera como yo la estoy pintando.

El caso es que en La Haya las temperaturas nunca suben tanto, pero aún así quizás este ejercicio sea más agradable realizarlo por la mañana temprano, o al caer la tarde, cuando la playa está más tranquila.

Hace unas semanas encontré de forma casual por la red unos ejercicios Mindfulness, es decir, de meditación en la playa (no tengo muy claro cuándo es Mindfulness y cuando es simplemente meditación en general). Primero fue un podcast en ivox, y pocos días después, un post de un blog de yoga. Los dos eran muy parecidos. En general, se trata de poner los cinco sentidos completamente al servicio de lo que estamos viviendo en este preciso momento: la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto. ¿Empezamos?

 

midnfulness_tocando la arena

1/ RELÁJATE: Siéntate en postura cómoda frente al mar. Puedes elegir una esterilla en lugar de una toalla para sentarte encima, pues así podrás sentarte en la arena húmeda, lo más cerca posible del mar, sin mojarte.

2/ LA VISTA: Observa el movimiento de las olas que vienen y van, la espuma que van dejando, los remolinos y las ondas que forman. No te concentres en nada más, solamente la visión de las olas del mar.

3/ EL OIDO: Escucha el sonido de las gaviotas, de las olas que rompen, de la gente que pasa, los niños que juegan… y en general cualquier sonido que te rodee.

4/ EL OLFATO: Concéntrate ahora en los olores que llegan hasta ti. Con un poco de suerte, será el olor al salitre del mar y al yodo, pero también puede ser que esté mezclado con el olor a lociones corporales y cremas para el sol. El sentido del olfato suele estar bastante atrofiado, así que es un buen ejercicio intentar distinguir qué hueles exactamente.

5/ EL TACTO: Toma en la mano un puñado de arena, frótala entre los dedos, déjala caer de tu puño. ¿Cómo se siente? ¿Está caliente o fría? ¿Es áspera o se trata de arena fina?

6/ EL GUSTO: Puedes probar un poco de agua del mar o de la arena que tenías en las manos, concentrándote en el sabor salado o el sabor de… lo que sea que sepa la arena. Pero para los menos aventureros, simplemente prueba a qué sabe tu mano después de haber estado en contacto con el mar, la arena, la loción para el sol… ¿distingues algún sabor en particular, o es simplemente desconocido?

Ahora, ponte de pie lentamente, acércate a la orilla, donde se retiran las olas, y escribe sobre la arena una palabra que simbolice algo de lo que te quieres liberar. ¿Qué es lo que más te preocupa en estos momentos? ¿Un jefe tóxico? ¿La dependencia emocional hacia tu amante? ¿Un recuerdo que te obsesiona? Todo vale.

Ten paciencia, y espera a que las olas arrastren consigo la palabra que has escrito. Observa cómo la palabra se borra, cómo se la lleva la resaca hacia el mar. Y yo no sé si esto que sigue será muy Mindfulness, pero incluso puedes grabar con tu móvil ese proceso de borrado de la palabra en la arena… o simplemente “grabarlo” en tu cabeza. Ahora, cada vez que el problema que te agobia vuelva a obsesionarte, visualiza cómo él agua de las olas lo borran y se lo llevan consigo mar adentro. ¡Así desaparecerá también tu problema!

 

meditacion_problemas

Pero en fin, ahora viene la segunda parte, por si alguien me pregunta si a mí me ha funcionado. Evidentemente, sería bastante iluso imaginarse que solo por hacer esto una vez te vas a dejar de obsesionar con tus malos rollos. No, evidentemente así no funcionan las cosas. Y además hay que tener en cuenta si has hecho bien el ejercicio o si te has distraído, cuántas veces lo repites y con qué frecuencia… en fin, muchas cosas. 

Yo la primera vez que me dije “De hoy no pasa lo de la meditación en la playa” me puse en serio, pero no era capaz de concentrarme solo en una cosa, y después estaba un tanto preocupada por la gente que pasaba caminando por la orilla y veía ahí a una “colgada” mirando cómo se borraban unas letras escritas en la arena. Pero tengo que decir que últimamente estoy más centrada y menos agobiada por mis obsesiones habituales. Quizás no sea solo por hacer este ejercicio, pero yo creo que en parte el Mindfulness, si lo haces bien y eres constante, puede ayudar bastante. 

El tinte de pestañas, ¿alternativa a las extensiones de pestañas?

Este experimento de probar a teñirme las pestañas en casa lo realicé buscando una alternativa a las extensiones de pestañas que me tuve que quitar porque me daba alergia el pegamento. Mi idea era una combinación entre tinte de pestañas + rizador + rimmel de estos que prometen “efecto dramático”, pero como leeréis más abajo mi gran idea fue un big, big fail.

tinte de pestañas swiss o par

Mis problemas con las extensiones de pestañas

Durante una temporada llevé extensiones de pestañas de estas que llaman “one by one”. Me las iba a rellenar una vez cada 3 semanas y ya no me hacía falta volver a usar rimmel. ¡Estaba super enamorada de mis pestañas!

Todo iba bien hasta que, un día en que había ido a rellenar, ya por la noche, me empezó a picar muchísimo un ojo, y a llorar. Me di cuenta de que borde del párpado estaba hinchado. Al día siguiente se me pasó, y el párpado dejó poco a poco de estar inflamado, aunque a los pocos días la piel de la zona estaba levantada, como si tuviese un eccema.

La verdad es que no le di demasiada importancia. Pensé que quizás la chica habría pinchado sin querer la piel con la pinza que usaba para colocar las extensiones.

El caso es que la siguiente vez, tres semanas después, volvió a pasar lo mismo. Ahí ya me mosqueé. Y al siguiente relleno se lo comenté a la esteticista.

pestañas
Foto: Javi_Indy via Freepik

Ella me dijo que esas cosas suelen pasar cuando el pegamento de pestañas te provoca alergia. Pero yo ya llevaba muchísimo tiempo usando las extensiones y nunca había tenido ningún problema. Ella me aseguró que tampoco había cambiado de marca, que seguía usando el mismo producto. Además me recomendó limpiarme los ojos con agua de rosas si veía que se me hinchaban y me dio un serum.

Y aquí fue donde sobrevino el drama, porque en esta ocasión se me hincharon no uno sino los dos párpados, hasta el punto que me pasé un día en que casi no podía abrir los ojos. Además, esta vez el efecto eccema fue bestial, en cuanto se me deshincharon los párpados se me desescamó toda la piel. En definitiva, un drama y además del picor, la molestia y el impacto estético, en una zona tan delicada como son los ojos… Yo ya me veía vendiendo el cupón de la ONCE. 

Total, que tuve que volver a la esteticista una vez que los párpados ya habían vuelto a la normalidad, para que me retirase las extensiones de pestañas.

Por cierto, la imagen después de haber retirado las extensiones es impactante, ya que tus pestañas naturales, al menos en mi caso, son diminutas, y además están como transparentes.

Afortunadamente vuelven a crecer en poco tiempo, y en una semana o dos ya vuelves a tener las pestañas que tenías antes.

Ahora bien, estéticamente, siempre echarás de menos el efecto de las extensiones de pestañas en tus ojos. ¡Son geniales! No solo favorecen los ojos y la mirada, sino que levantarse por las mañanas con esas pestañacas sin necesidad de usar el rimmel es un subidón. Por eso al poco tiempo me puse a buscar una alternativa menos peligrosa para los ojos que aportase a mis pestañas un efecto similar.

Alternativas a las extensiones de pestañas

Una de las alternativas más comunes es el rizado químico de las pestañas naturales. Yo vi cómo lo hacían en el mismo salón al que iba a ponerme las extensiones, pero no me atreví, porque los químicos que usan para este fin también podrían darme alergia, así que estamos igual. 

Otra opción menos agresiva es teñirte las pestañas para que parezcan más negras, y por lo tanto ya ganarán así en volumen. Pero como tampoco me emocionaba mucho volver a ir a un salón de estética y que acabase con los ojos como balones, decidí probar primero en casa. No sé por qué pero me pareció más seguro. 

tinte de pestañas y máscara nyx

Mi idea era usar un tinte especial para pestañas combinado con un rizador y un rimmel de estos que dan un efecto “dramático”. La verdad es que tampoco tenía mucha idea de cuál era más extremo que otro, así que cuando vi el de Nyx “Doll Eye” pensé “Este “pa” mí”. Y como ya he dicho más arriba, big fail total, porque ni uno ni otro dieron resultado.

Tinte de pestañas Swiss O-Par

El tinte viene en una caja muy pequeña, tanto que no parece posible que puedan entrar dentro todas las cosas que luego ves que hay. Incluye un folleto explicativo en varios idiomas con dibujos paso a paso. Vamos, que es imposible perderte y “armar alguna” porque es totalmente para dummies.

tinte swiss o par cajita

Dentro de la cajita, además de las instrucciones, viene un estuchito con unos bastoncillos, unos papeles para proteger la piel y que no se te manche, y los dos tubos que hay que utilizar, el número 1 y el número 2. 

tinte de pestañas contenido

El número 1 es un líquido que tienes que extender con un bastoncillo y esperar 5 minutos. Supongo que será un producto que hace que el tinte negro se “agarre” después a los pelos de las pestañas. Después de los 5 minutos, hay que extenderse el gel que viene en el tubo número dos, que es parecido a un rimmel. Instantáneamente ves cómo tus pestañas se quedan negras y espesas, pero ¡oh cielos! en cuanto te aclaras con agua, como dicen las instrucciones, este gel negro se va y tus pestañas se quedan… más o menos como estaban antes del proceso.

Rimmel “Doll Eye” de Nyx

En cuanto al rimmel “Doll Eye” de Nyx, pues otro fail porque aunque hace lo que tiene que hacer un rimmel, que es pintarte las pestañas de negro, no es ni mucho menos espectacular. El resultado dista mucho de parecerse a las pestañacas de las muñecas antiguas, aquellas que se les cerraban los ojos al ponerlas tumbadas, que era lo que me imaginaba yo. ¡Qué atrevida es la ignorancia!

Esto último también me ha dado la idea de hacer próximamente un “research” de máscaras de pestañas low cost que cumplan realmente lo que prometen y que te dejen las pestañas de vértigo que suelen prometer en el envase.

Lo que sí es cierto es que tendré que seguir buscando una alternativa efectiva a las extensiones, porque por el momento me he quedado con las ganas. Seguiremos informando… 

Flan de vainilla con Tefal Multidelices

 

 

flan de vainilla tefal multidelices

Esta receta de flan de vainilla no es exclusivamente de la Tefal Multidelices, de hecho yo la he encontrado en una revista del supermercado holandés y estaba pensada para hacer al baño maría tradicional, pero como en realidad lo que hace la posición 3 de la Multidelices es precisamente eso, cocer al baño maría, pues los flanes de vainilla en la Multidelices han quedado de 10. Lo dicho, quien no tenga la Multidelices puede sustituir el último paso por una cocción de los flanes en el horno y metidos en un recipiente con agua, y saldrán igual de buenos.

ingredientes flan de vainilla multidelices

Por cierto, yo soy muy vaga para hacer caramelo, de hecho la primera vez que he experimentado con la receta esta lo he probado a hacer yo mismo y casi me da algo, así que he utilizado caramelo líquido de esto tipo “Royal” del de toda la vida, aunque quien quiera probar con 100 gr de azúcar extra a hacer un caramelo ligero, según dice todo el mundo siempre quedan más ricos los flanes con caramelo casero.

flan de vainilla ingredientes

Aquí como vemos en la foto de los ingredientes aparecen 4 huevos y 2 yemas. En realidad, usé 2 huevos enteros y 2 yemas de los otros 2, o sea en total 4 huevos. Es que en realidad estamos haciendo flan de vainilla, por lo tanto tiene que saber más a vainilla que a huevo. Por lo demás, ya vemos que es una receta muy sencilla, con un par de ingredientes y rápida de preparar.

  • Lo primero que vamos a hacer es abrir el palo de vainilla para que salgan los “puntitos” del interior, y ponerlo en un cazo a calentar con la leche. Cuando hierva, lo retiramos del fuego, dejándolo reposar durante 10 minutos.
  • Mientras tanto, ponemos en un recipiente el azúcar, los dos huevos y las dos yemas y batimos con un batidor.
  • Cuando la leche se haya enfriado, retiramos el palo de vainilla y vamos echando la leche poco a poco en la mezcla de huevo y azúcar, sin dejar de remover. 
  • Caramelizamos la parte de abajo de los vasitos de flan (yo como ya he explicado soy demasiado vaga para hacer el caramelo yo misma pero si no, hacer caramelo con 100 gr de azúcar y 1 cucharada de agua no llevará más de 5 minutos…).
  • Repartimos la mezcla en los vasitos, lo cual también requiere su técnica. Hay que echarlos con una jarrita de pico o un cucharón de sopa con tanto salero como si estuvieses escanciando una sidra en la madre patria asturiana. Pero no se deben llenar demasiado los vasitos, primero porque la mezcla es para que salgan 6 flanes y si no el último te quedaría minimalista; y segundo, porque siempre crecen un poco al cocer y si está demasiado lleno el vaso, se acabará saliendo la mezcla.

flan de vainilla en la tefal multidelices

Ahora solo toca rellenar el fondo de la Tefal Multidelices con agua hasta el borde de la flecha, y programar en el programa 3 para cocer al baño maría durante 40 minutos. Cuando el aparato pite, significará que ya está listo nuestro flan de vainilla. Veremos que, recién hechos, los flanes están un poco inflados en la parte superior, pero luego al enfriar bajan y se quedan planos. ¡Y recordad que si queréis hacerlos al baño maría tradicional, también se pueden poner en el horno 40 minutos dentro de un recipiente con agua, o incluso en una olla grande tapada!

flan de vainilla multidelices listo

Ahora los dejamos enfriar un rato a temperatura ambiente y después los pondremos a enfriar en la nevera hasta que estén bien fríos… aunque yo tengo que confesar que con mi hijo mayor en casa, los dos primeros siempre nos los comemos prácticamente ardiendo. ¡Y también están bien buenos!

Aquí está el resultado final de nuestro flan de vainilla con la Multidelices, un flan suave, fino, azucarado pero no en exceso, y con un sabor discreto a vainilla. ¡Me encanta! Y con la Tefal Multidelices, la verdad es que es fácil y rápido preparar algo tan típico como un flan. Quizás demasiado, porque eso sí, las calorías mejor no mirarlas. ¡A nadie le amarga un dulce!

Decorando un capazo de playa

Este capazo de playa decorado vi como hacerlo en Mimo de Mami, pero ella lo hacía mucho más elaborado. Yo buscaba algo sencillo, estilo boho-chic y la combinación entre las plumas y esa cinta tan étnica me encantó.

capazo_cinta_etnica

Lo único que vamos a necesitar es un capazo de paja de estos lisos, la pistola de silicona (¡que por fin ya tiene el palito de pegamento de la anchura que le corresponde!) y decoración a nuestro gusto, en mi caso las plumas y la cinta.

capazo_de_playa_materiales

Hay que tener en cuenta que para pegar con la pistola de silicona caliente hay que poner primero un puntito en el extremo donde vas a pegar, y luego ir dándole a la pistola a medida que vamos pegando, ya que si empleamos el método tradicional de primero embadurnar la cinta de silicona, luego darle la vuelta y pegarla en el capazo… se habrá secado la silicona y ya no pegará. ¡Esto es cuestión de segundos!

capazo_de_playa

¡Es que es tan fácil que da hasta la risa! Pero aun así yo me siento muy orgullosa de mí misma, no por haberlo hecho que ya ves tú, se trata de pegar dos cintas y ya está, sino el hecho en sí de haberlo terminado y haberlo subido al blog. Esto no es precisamente algo a lo que yo estoy acostumbrada. Yo os animo a que lo hagáis precisamente porque es tan fácil y tan rápido. ¡Así que ahora, a presumir de capazo de playa el resto del verano!

Postres fáciles con Tefal Multidelices

Aunque la palabra para describirla suele ser “yogurtera”, en realidad la Multidelices es mucho más que eso. En el sitio web de Tefal llaman a este aparatito “robot de postres”. Además, por el precio que tiene, más le vale hacer algo más que yogures, ya que la Tefal Multidelices ronda los 100 euros, tanto si la compras en línea como en una tienda física tipo el Carrefour.

A mí ya me había entrado por los ojos hace más de dos años, cuando la vi por alguno de los muchos blogs que frecuento. Creo que a la primera que vi hablando de la Tefal Multidelices fue Isasaweis. Luego busqué información en internet y me llevé el shock del precio, ya que cuesta más del triple que una yogurtera “normal”. Además, parece ser que en el Benelux este producto no lo comercializa Tefal sino otra marca llamada SEB. Por otro lado, por lo que pude comprobar buscando por Internet aún podría encontrarla en Bélgica, pero en Holanda la Multidelices es prácticamente desconocida.

 

flan de vainilla en la tefal multidelices

Además, he de reconocer que mientras buscaba por Internet pude escuchar esa voz interior que tantas veces trata de meternos en vereda: “No le vas a dar uso… dinero tirado… para qué otro cacharro más…”. En fin, que entre uno y otro, pasó el tiempo y se me quitó el antojo, así que ya se me había olvidado por completo la Tefal Multidelices.

Hasta que, mientras estaba en España, quiso la casualidad que me apareciera un anuncio de Amazon.es en un sitio web que no tenía nada que ver con la Multidelices (o sea, que era justo el momento en que yo podía pedirla, ya que normalmente vivo en Holanda. Y estaba de oferta, ¡casi 30 euros más barata! pero además, sin gastos de envío… ¡Todo un chollazo!

Desde mi hemisferio izquierdo, comenzaron a llegar los cantos de sirena: podría hacer yogures desnatados, natillas “low fat”, o quesos blancos, que en Holanda no se comercializan. (y los haría light, por supuesto). ¡Las posibilidades eran infinitas!

Y claro, me la pedí sin dudarlo un momento. Me llegó al par de días, y ya la estrené in situ.

La maquinita está muy bien pensada: en la pantallita digital pueden elegirse tres velocidades:

:: La primera trabaja tiempos largos a poca temperatura, para hacer yogur.

:: La segunda que es igual pero hace quesos. Hay que usar unos escurridores que también vienen incluidos, para drenar el suero.

:: La tercera, para hacer flanes, que trabaja a temperatura más alta pero tiempos más cortos. Se le añade agua para cocer al baño maría.

Una vez programadas las horas para yogures y quesos, o los minutos para flanes y natillas, la Multidelices trabaja sola. Cuando termina, emite un pitido y se apaga. Por lo tanto, no necesitas estar al pie del cañón esperando para apagarla de forma manual. Además, viene con un librito de postres muy práctico.

tarros tefal multidelices

Yo la estrené nada más recibirla y la verdad es que los resultados no me desagradaron. Pero pronto llegaron los “peros”:

  1. Yogur natural ¡qué aburrido!, y además no merece la pena comprar un aparato tan caro para usarlo de vulgar yogurtera.
  2. Quesos blancos, vaya chasco… No son los que yo creía, tipo los mini quesos de Burgos que les das la vuelta y quedan como un flan. Son como yogur, pero de queso: requesones o quark, que esos sí los hay en Holanda.
  3. Postres lácteos, qué ricas recetas (sí, alguno que otro ya lo he catado… ya publicaré alguna de las recetas con foto de los resultados), pero un gran problema es que, aunque no llevan la etiqueta con la información nutricional como los del supermercado, sospecho que en solo un tarrito de la Multidelice hay más calorías que las que debería comer yo un día entero. Vamos que lo que le da más gracia al aparato, que son los postres lácteos, son los que engordan tanto o más como si te comes un cheesecake comprado en la tienda.

Además, a los yogures cuesta un poco cogerles el truco. A veces, utilizando el mismo tipo de yogur, mismos ingredientes, etc, en dos días diferentes no te salen iguales. Y no se pueden hacer yogures con fruta natural, porque se corta la leche. Total, que como ya he dicho, a priori hay un montón de “peros”.

Sin embargo, basta con echar un segundo vistazo y darte una vueltecilla por Pinterest, para ver que hay muchas otras recetas que al principio ni te imaginabas con este cacharro. Por ejemplo, puede hacer recetas saladas, no necesariamente yogures y postres. Yo he hecho pastel de cabracho y queda perfecto con esfuerzo cero.

En principio tampoco hace falta buscar recetas que sean especiales para la Tefal Multidelices. Puede hacerse con ella cualquier receta que sea para hacer al baño maría, usando la tercera velocidad en la que hay que añadir agua en la cubeta de abajo. Yo al principio la usaba muy poco, porque la primera impresión fue “esto no es lo que me esperaba”. Pero, ahora que le he pillado el truco, ya ni la guardo, la tengo en la encimera todo el tiempo porque la uso un montón.

Hace poco he comprado también el cacharro accesorio que es de un litro en vez de ser tarritos individuales. Con este accesorio se puede hacer yogur griego, requesón, arroz con leche, cheesecake, y hasta bizcocho. También hay otros frasquitos de plástico para hacer batidos, pero esos todavía no los he probado. Al final, para lo que menos resulta que la uso es para hacer yogures, aunque de vez en cuando también caen. ¡Todo un descubrimiento la Multidelices! La verdad es que yo la recomiendo al 100% pero sobre todo os recomiendo experimentar y no dejarla aparcada por un rincón sino seguir usándola. ¡Veréis qué fácil es! Aquí os dejo mi enlace de afiliado de Amazon.es para la Tefal Multidelices, por si os animáis a comprarla:

Tefal YG657120 – Yogurtera eléctrica (3 funciones, 6 tarros de cristal + 6 escurridores para queso Fresco + 6 tapas)

 

Magdalenas francesas

Tengo este libro de recetas desde hace por lo menos dos años. Fue un regalo de cumpleaños de mi madre, junto con uno de esos kits para hacer “macarrons” (¡que todavía no ha salido de la caja!), pero hace unas semanas vi en el supermercado que vendían las bandejas metálicas de hacer magdalenas francesas con forma de concha y no me pude resistir.

 

Ingredientes

100 gr de mantequilla

100 gr de azúcar 

100 gr de harina

2 huevos 1/2 cucharadita de polvo para hornear (levadura química)

 

 

La receta es muy sencilla, similar a cualquier otra para bizcochos de mantequilla o magdalenas “clásicas” españolas (de las que hay que sacarles el papelito, vamos). No tiene más misterio que mezclar todos los ingredientes, colocarlos en la bandeja de magdalenas con forma de concha (previamente engrasada), y al horno a 180º durante 20-25 minutos. Yo las espolvoreé con un poco de azúcar impalpable, porque ya puestos en faena, la diferencia calórica debe de ser mínima y así quedan más monas.

Lo que sí es un peligro es que no lleven papel, como las españolas, que al menos cuando ves que la montaña de papelitos de magdalena vacíos va creciendo ante tus ojos, aún puedes decirte a ti misma: “¡Lucía, reprímete que ya van 7!”. Al contrario que con estas, que mientras estás pensando “¿Cuántas había comido, 2, 3 ó 4…?”, ya se te ha escapado la mano al plato y estás degustando la próxima.

Pero en fin, así son los pecados, para disfrutarlos sin acto de contrición ni propósito de enmienda. ¡Que aproveche!

 

Productos low cost para el maquillaje de base

Los Reyes 2018 han sido generosos conmigo, y me han traído unos cuantos productos de maquillaje que estaba deseando probar. Además maquillaje low cost, todo de Nyx, Maybelline, Essence… con lo cual tengo un “fondo de neceser” completo para el maquillaje de base con un presupuesto bastante ajustado. 

Maquillaje_low_cost

Después de haber acabado tirando un montón de productos que nunca utilicé, que se acabaron estropeando o que simplemente no me gustaban y no hacían más que ocupar sitio, he decidido que con el uso moderado que hago yo del maquillaje, lo que mejor me va es ir reponiendo los productos básicos que necesito sin caer en los excesos. De vez en cuando puede caer algún capricho en forma de paleta de sombras o algún labial más caro, pero para iluminadores, correctores, contorno, o perfiladores, me voy apañando con Kiko, Nyx o MUA. 

Mis productos de maquillaje de base

Cuando he hablado del “fondo de neceser” o el maquillaje de base, me refiero a este kit de productos que solemos utilizar para aplicar sobre el cutis, eliminar imperfecciones y definir el rostro: prebase, base, corrector, contorno, iluminador, polvos sueltos y bronceador. 

Luego para los “accesorios” tipo sombras, delineado, colorete y labial, sí que es verdad que en algunos casos hay una gran diferencia entre usar una paleta de MUA o una de Urban Decay, por ejemplo. Las baratas a veces quedan muy bonitas pero a las dos horas han desaparecido casi por completo. Y en otros casos, ya directamente cuando te las vas a aplicar te te das cuenta de que “no pintan ná”. 

Prebase y base NYC (New York Color)

La prebase es en concreto Smooth Skin Perfecting Primer, y ya si te la aplicas sin más, antes de ponerte la base, notarás que tiene un brillito muy chulo. 

La base es el Cityproof Matte 10 hour, en mi caso el tono 104 (Nude). Yo he probado bases bastante caras en el pasado, como el Teint Idole de Lancôme, el Stay-matte de Clinique, etc (de hecho el Teint Idole todavía lo tengo por ahí pero ya estará más que caducado…). Me encantaba cómo quedaban todos ellos, pero la única pega es que nunca encontré justificación a una diferencia de precio tan grande. Es decir, yo me siento igual de cómoda con el CityProof que cuesta como 10 euros que con el Teint Idole que debe de andar entre los 40 y 50. De hecho hace tiempo estuve usando una base de Catrice que también venía en un frasquito de cristal con aplicador, como el Teint Idole, y me parecían prácticamente idénticos.

 base y prebase NYC

 

Yo creo que, para el precio que tiene, el CityPROOF Matte 10h cumple bien lo que promete. No es la primera vez que lo compro, estoy repitiendo producto. Además, otra cosa a tener en cuenta es que el CityProof no huele a nada. Puede parecer una tontería, pero algunas bases sin perfume tienen un ligero olor a algo “extraño”. Y otros que sí llevan perfume, tienen un olor demasiado fuerte, sobre todo teniendo en cuenta que te lo vas a aplicar justo debajo de las fosas nasales. Pero esto ya son cosas mías…

Corrector líquido Essence Camouflage (nude 10)

 

corrector_essence

Este tipo de corrector con aplicador es muy práctico no solamente para las ojeras sino también para iluminar debajo del pómulo, en la frente y la nariz… De hecho, esta es su mejor aplicación, ya que para las ojeras y/o eliminar rojeces e imperfecciones yo suelo utilizar uno en crema de estos que vienen en un botecito redondo.

Nyx Wonder Stick contorno e iluminación (04 – Universal)

 

contorno NYX

Por un lado es un contorno en barra y por el otro un iluminador. Yo lo he comprado solo para usarlo como contorno, ya que el iluminador tan espeso creo que hay que aprender a usarlo. Al menos a mí no se me da bien. De hecho, el siguiente producto es un iluminador líquido que me resulta mucho más cómodo de aplicar.

Iluminador Maybelline Master Strobing Liquid

 

iluminador Maybelline

 

Es un iluminador líquido que viene en tubo, que a mí me resulta mucho más fácil de aplicar y sobre todo de extender. Aunque supongo que eso irá en gustos, porque mucha gente prefiere el de stick y sobre todo el iluminador en polvo, algo con lo que yo nunca me he apañado. Pero también es cierto que yo prefiero igualmente el colorete en crema, ya que con el polvo y la brocha, nunca me he acabado de apañar.

 

Spray fijador Nyx Dewy Finish

Nyx tiene dos fijadores de maquillaje en spray: uno es el matte finish y otro el dewy finish, que es el que yo tengo. El primero fija el maquillaje matificándolo, y el segundo lo deja más “jugoso” como suelen decir. 

 

NYX dewy finish espray fijador de maquillaje

Yo suelo utilizar polvos sueltos Matte Perfect de MUA después de haber aplicado todo el maquillaje de base, o sea todo el kit de prebase, base, contorno, iluminador y colorete (no uso bronceador para el contorno porque suelen darme alergia). Así toda la base queda sellada y con un aspecto bastante mate. Por eso uso el fijador dewy, aunque en breve me animaré a probar el matte finish a ver si el resultado es muy diferente.

Y eso es todo. Como digo, después de esta rutina de aplicación de los primeros cuatro productos que menciono aquí (prebase + base de NYC, corrector de Essence, contorno en barra de Nyx e iluminador de Maybelline) vendría el paso de aplicar el colorete y luego sellarlo todo con polvos sueltos antes de darle al spray fijador.

Después nos quedaría ocuparnos de los ojos (sombras, delineador y máscara de pestañas) y de los labios, y listas. Yo sobre las pestañas todavía tengo unas cuantas cosas que experimentar, ya que hace unos meses me dio alergia el pegamento de las extensiones de pestañas y ya no me las puedo poner. ¡Y la vida sin extensiones de pestañas después de haberlas llevado tanto tiempo, como que se ve muy vacía! Pero eso ya vendrá en otro post. Espero haber podido ayudaros a llenar vuestro “fondo de neceser” con estos productos.