El sutlaç es la versión turca del arroz con leche. Aunque he puesto que es «al horno», se prepara en la olla de forma normal, y solo al final se hornea para dorar la capa de arriba.

Además, el sutlaç es más líquido que el arroz con leche tal y como lo conocemos nosotros, y la leche no se aromatiza con canela y limón, sino con vainilla.

Por lo demás, Turquía es el paraíso del asturiano que echa de menos un arroz con leche de su tierra. Allí se encuentra el sutlaç en cualquier bar o restaurante, e incluso también en cafeterías.

sutlac_estambul

Y lo mejor de todo es que es mucho más fácil que hacer que el arroz con leche tradicional. El truco está en que se cuece el arroz primero en agua. ¡Anda que no son listos ni nada los turcos! Pero ahí os lo explico en la receta…

Ingredientes

1 litro de leche más un vaso para disolver la Maicena 

1/2 vaso de arroz

1/2 vaso de Maicena

1 vaso de azúcar

2 vasos de agua

1 vaina de vainilla

El vaso se entiende que es un vaso normal de agua, no uno de esos de coñac que parecen una pecera 🙂 Que si no, nos quedamos cortos de leche…

Preparación

En un cazo, se pone al fuego el medio vaso de arroz con los 2 vasos de agua, hasta que rompa a hervir. Cocer entonces a fuego lento durante 20 minutos. Lo que viene a ser hervir un arroz blanco de toda la vida. 

Reservar el arroz hervido y poner en una olla la leche, el vaso de azúcar y la vaina de vainilla.

Llevar a ebullición removiendo para que el azúcar se integre bien y no se pegue al fondo. Bajar el fuego y dejar hervir todavía unos minutos.

Añadir el arroz que ya teníamos cocido y dejarlo todo al fuego durante unos minutos más, para que el arroz absorba el azúcar y la vainilla.

Por último, disolver la Maicena en el vaso de leche y añadir al arroz con leche. Dejar hervir, y remover durante unos minutos, hasta que la Maicena espese la preparación.

Retirar del fuego y colocar en moldes resistentes al horno. Poner al grill durante unos minutos, hasta que la capa de arriba esté dorada (¡Cuidado, que se puede chamuscar de un momento a otro, lo digo por experiencia!).

Yo todavía no he probado, pero creo que con este truco turco de cocer el arroz primero, si aromatizamos el arroz con canela y limón, y luego en vez de meterlo al horno le caramelizamos azúcar por encima con un soplete, da totalmente el pego como un arroz con leche de los de nuestras abuelas… ¡Y sin mover prácticamente un dedo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *