Categoría: COSMÉTICA

El tinte de pestañas, ¿alternativa a las extensiones de pestañas?

Este experimento de probar a teñirme las pestañas en casa lo realicé buscando una alternativa a las extensiones de pestañas que me tuve que quitar porque me daba alergia el pegamento. Mi idea era una combinación entre tinte de pestañas + rizador + rimmel de estos que prometen “efecto dramático”, pero como leeréis más abajo mi gran idea fue un big, big fail.

tinte de pestañas swiss o par

Mis problemas con las extensiones de pestañas

Durante una temporada llevé extensiones de pestañas de estas que llaman “one by one”. Me las iba a rellenar una vez cada 3 semanas y ya no me hacía falta volver a usar rimmel. ¡Estaba super enamorada de mis pestañas!

Todo iba bien hasta que, un día en que había ido a rellenar, ya por la noche, me empezó a picar muchísimo un ojo, y a llorar. Me di cuenta de que borde del párpado estaba hinchado. Al día siguiente se me pasó, y el párpado dejó poco a poco de estar inflamado, aunque a los pocos días la piel de la zona estaba levantada, como si tuviese un eccema.

La verdad es que no le di demasiada importancia. Pensé que quizás la chica habría pinchado sin querer la piel con la pinza que usaba para colocar las extensiones.

El caso es que la siguiente vez, tres semanas después, volvió a pasar lo mismo. Ahí ya me mosqueé. Y al siguiente relleno se lo comenté a la esteticista.

pestañas
Foto: Javi_Indy via Freepik

Ella me dijo que esas cosas suelen pasar cuando el pegamento de pestañas te provoca alergia. Pero yo ya llevaba muchísimo tiempo usando las extensiones y nunca había tenido ningún problema. Ella me aseguró que tampoco había cambiado de marca, que seguía usando el mismo producto. Además me recomendó limpiarme los ojos con agua de rosas si veía que se me hinchaban y me dio un serum.

Y aquí fue donde sobrevino el drama, porque en esta ocasión se me hincharon no uno sino los dos párpados, hasta el punto que me pasé un día en que casi no podía abrir los ojos. Además, esta vez el efecto eccema fue bestial, en cuanto se me deshincharon los párpados se me desescamó toda la piel. En definitiva, un drama y además del picor, la molestia y el impacto estético, en una zona tan delicada como son los ojos… Yo ya me veía vendiendo el cupón de la ONCE. 

Total, que tuve que volver a la esteticista una vez que los párpados ya habían vuelto a la normalidad, para que me retirase las extensiones de pestañas.

Por cierto, la imagen después de haber retirado las extensiones es impactante, ya que tus pestañas naturales, al menos en mi caso, son diminutas, y además están como transparentes.

Afortunadamente vuelven a crecer en poco tiempo, y en una semana o dos ya vuelves a tener las pestañas que tenías antes.

Ahora bien, estéticamente, siempre echarás de menos el efecto de las extensiones de pestañas en tus ojos. ¡Son geniales! No solo favorecen los ojos y la mirada, sino que levantarse por las mañanas con esas pestañacas sin necesidad de usar el rimmel es un subidón. Por eso al poco tiempo me puse a buscar una alternativa menos peligrosa para los ojos que aportase a mis pestañas un efecto similar.

Alternativas a las extensiones de pestañas

Una de las alternativas más comunes es el rizado químico de las pestañas naturales. Yo vi cómo lo hacían en el mismo salón al que iba a ponerme las extensiones, pero no me atreví, porque los químicos que usan para este fin también podrían darme alergia, así que estamos igual. 

Otra opción menos agresiva es teñirte las pestañas para que parezcan más negras, y por lo tanto ya ganarán así en volumen. Pero como tampoco me emocionaba mucho volver a ir a un salón de estética y que acabase con los ojos como balones, decidí probar primero en casa. No sé por qué pero me pareció más seguro. 

tinte de pestañas y máscara nyx

Mi idea era usar un tinte especial para pestañas combinado con un rizador y un rimmel de estos que dan un efecto “dramático”. La verdad es que tampoco tenía mucha idea de cuál era más extremo que otro, así que cuando vi el de Nyx “Doll Eye” pensé “Este “pa” mí”. Y como ya he dicho más arriba, big fail total, porque ni uno ni otro dieron resultado.

Tinte de pestañas Swiss O-Par

El tinte viene en una caja muy pequeña, tanto que no parece posible que puedan entrar dentro todas las cosas que luego ves que hay. Incluye un folleto explicativo en varios idiomas con dibujos paso a paso. Vamos, que es imposible perderte y “armar alguna” porque es totalmente para dummies.

tinte swiss o par cajita

Dentro de la cajita, además de las instrucciones, viene un estuchito con unos bastoncillos, unos papeles para proteger la piel y que no se te manche, y los dos tubos que hay que utilizar, el número 1 y el número 2. 

tinte de pestañas contenido

El número 1 es un líquido que tienes que extender con un bastoncillo y esperar 5 minutos. Supongo que será un producto que hace que el tinte negro se “agarre” después a los pelos de las pestañas. Después de los 5 minutos, hay que extenderse el gel que viene en el tubo número dos, que es parecido a un rimmel. Instantáneamente ves cómo tus pestañas se quedan negras y espesas, pero ¡oh cielos! en cuanto te aclaras con agua, como dicen las instrucciones, este gel negro se va y tus pestañas se quedan… más o menos como estaban antes del proceso.

Rimmel “Doll Eye” de Nyx

En cuanto al rimmel “Doll Eye” de Nyx, pues otro fail porque aunque hace lo que tiene que hacer un rimmel, que es pintarte las pestañas de negro, no es ni mucho menos espectacular. El resultado dista mucho de parecerse a las pestañacas de las muñecas antiguas, aquellas que se les cerraban los ojos al ponerlas tumbadas, que era lo que me imaginaba yo. ¡Qué atrevida es la ignorancia!

Esto último también me ha dado la idea de hacer próximamente un “research” de máscaras de pestañas low cost que cumplan realmente lo que prometen y que te dejen las pestañas de vértigo que suelen prometer en el envase.

Lo que sí es cierto es que tendré que seguir buscando una alternativa efectiva a las extensiones, porque por el momento me he quedado con las ganas. Seguiremos informando… 

Productos low cost para el maquillaje de base

Los Reyes 2018 han sido generosos conmigo, y me han traído unos cuantos productos de maquillaje que estaba deseando probar. Además maquillaje low cost, todo de Nyx, Maybelline, Essence… con lo cual tengo un “fondo de neceser” completo para el maquillaje de base con un presupuesto bastante ajustado. 

Maquillaje_low_cost

Después de haber acabado tirando un montón de productos que nunca utilicé, que se acabaron estropeando o que simplemente no me gustaban y no hacían más que ocupar sitio, he decidido que con el uso moderado que hago yo del maquillaje, lo que mejor me va es ir reponiendo los productos básicos que necesito sin caer en los excesos. De vez en cuando puede caer algún capricho en forma de paleta de sombras o algún labial más caro, pero para iluminadores, correctores, contorno, o perfiladores, me voy apañando con Kiko, Nyx o MUA. 

Mis productos de maquillaje de base

Cuando he hablado del “fondo de neceser” o el maquillaje de base, me refiero a este kit de productos que solemos utilizar para aplicar sobre el cutis, eliminar imperfecciones y definir el rostro: prebase, base, corrector, contorno, iluminador, polvos sueltos y bronceador. 

Luego para los “accesorios” tipo sombras, delineado, colorete y labial, sí que es verdad que en algunos casos hay una gran diferencia entre usar una paleta de MUA o una de Urban Decay, por ejemplo. Las baratas a veces quedan muy bonitas pero a las dos horas han desaparecido casi por completo. Y en otros casos, ya directamente cuando te las vas a aplicar te te das cuenta de que “no pintan ná”. 

Prebase y base NYC (New York Color)

La prebase es en concreto Smooth Skin Perfecting Primer, y ya si te la aplicas sin más, antes de ponerte la base, notarás que tiene un brillito muy chulo. 

La base es el Cityproof Matte 10 hour, en mi caso el tono 104 (Nude). Yo he probado bases bastante caras en el pasado, como el Teint Idole de Lancôme, el Stay-matte de Clinique, etc (de hecho el Teint Idole todavía lo tengo por ahí pero ya estará más que caducado…). Me encantaba cómo quedaban todos ellos, pero la única pega es que nunca encontré justificación a una diferencia de precio tan grande. Es decir, yo me siento igual de cómoda con el CityProof que cuesta como 10 euros que con el Teint Idole que debe de andar entre los 40 y 50. De hecho hace tiempo estuve usando una base de Catrice que también venía en un frasquito de cristal con aplicador, como el Teint Idole, y me parecían prácticamente idénticos.

 base y prebase NYC

 

Yo creo que, para el precio que tiene, el CityPROOF Matte 10h cumple bien lo que promete. No es la primera vez que lo compro, estoy repitiendo producto. Además, otra cosa a tener en cuenta es que el CityProof no huele a nada. Puede parecer una tontería, pero algunas bases sin perfume tienen un ligero olor a algo “extraño”. Y otros que sí llevan perfume, tienen un olor demasiado fuerte, sobre todo teniendo en cuenta que te lo vas a aplicar justo debajo de las fosas nasales. Pero esto ya son cosas mías…

Corrector líquido Essence Camouflage (nude 10)

 

corrector_essence

Este tipo de corrector con aplicador es muy práctico no solamente para las ojeras sino también para iluminar debajo del pómulo, en la frente y la nariz… De hecho, esta es su mejor aplicación, ya que para las ojeras y/o eliminar rojeces e imperfecciones yo suelo utilizar uno en crema de estos que vienen en un botecito redondo.

Nyx Wonder Stick contorno e iluminación (04 – Universal)

 

contorno NYX

Por un lado es un contorno en barra y por el otro un iluminador. Yo lo he comprado solo para usarlo como contorno, ya que el iluminador tan espeso creo que hay que aprender a usarlo. Al menos a mí no se me da bien. De hecho, el siguiente producto es un iluminador líquido que me resulta mucho más cómodo de aplicar.

Iluminador Maybelline Master Strobing Liquid

 

iluminador Maybelline

 

Es un iluminador líquido que viene en tubo, que a mí me resulta mucho más fácil de aplicar y sobre todo de extender. Aunque supongo que eso irá en gustos, porque mucha gente prefiere el de stick y sobre todo el iluminador en polvo, algo con lo que yo nunca me he apañado. Pero también es cierto que yo prefiero igualmente el colorete en crema, ya que con el polvo y la brocha, nunca me he acabado de apañar.

 

Spray fijador Nyx Dewy Finish

Nyx tiene dos fijadores de maquillaje en spray: uno es el matte finish y otro el dewy finish, que es el que yo tengo. El primero fija el maquillaje matificándolo, y el segundo lo deja más “jugoso” como suelen decir. 

 

NYX dewy finish espray fijador de maquillaje

Yo suelo utilizar polvos sueltos Matte Perfect de MUA después de haber aplicado todo el maquillaje de base, o sea todo el kit de prebase, base, contorno, iluminador y colorete (no uso bronceador para el contorno porque suelen darme alergia). Así toda la base queda sellada y con un aspecto bastante mate. Por eso uso el fijador dewy, aunque en breve me animaré a probar el matte finish a ver si el resultado es muy diferente.

Y eso es todo. Como digo, después de esta rutina de aplicación de los primeros cuatro productos que menciono aquí (prebase + base de NYC, corrector de Essence, contorno en barra de Nyx e iluminador de Maybelline) vendría el paso de aplicar el colorete y luego sellarlo todo con polvos sueltos antes de darle al spray fijador.

Después nos quedaría ocuparnos de los ojos (sombras, delineador y máscara de pestañas) y de los labios, y listas. Yo sobre las pestañas todavía tengo unas cuantas cosas que experimentar, ya que hace unos meses me dio alergia el pegamento de las extensiones de pestañas y ya no me las puedo poner. ¡Y la vida sin extensiones de pestañas después de haberlas llevado tanto tiempo, como que se ve muy vacía! Pero eso ya vendrá en otro post. Espero haber podido ayudaros a llenar vuestro “fondo de neceser” con estos productos.