Esta crema de lentejas rojas y verduras fue una de mis favoritas cuando estuve el mes pasado en Estambul. La tienen de primer plato en casi todos los sitios, tanto para comer como para cenar. ¡Y es super fácil de hacer!

En turco se llama «mercimek çorbasi». Mercimek quiere decir lentejas y çorba es «sopa». Además, se pronuncia «chorba», por lo que es una de esas palabras que se te quedan porque te hacen gracia.

Teniendo en cuenta que todo el mundo sabe ya lo que es döner y lo que es kebab, si aprendes también a decir mercimek, sutlaç (el arroz con leche al horno que tienen allí) y kahve para tomarte el cafelito de después de comer, ya puedes pedir el menú completo en turco como un pro 😀

Esta crema de lentejas no tiene ningún misterio. Lo que le da el sabor particular son las especias: el comino y la mezcla de pimienta molida que le ponen por encima (sumak). Esta última pica como un rayo, pero afortunadamente no la ponen de serie, te traen el molinillo para que la pongas por encima si quieres. Además, también la sirven con un limón partido en gajos, pues la crema se aliña con zumo de limón. 

Ingredientes:

200 gramos de lentejas naranjas

3 tomates

1 pimiento

1 zanahoria

2 cebollas rojas

2 dientes de ajo

1 rama de apio

1 rama de tomillo

1 trocito de jengibre

1 hoja de laurel

Sal, aceite de oliva y (opcional) 2 pastillas de caldo de verduras

Especias para condimentar: comino, pimienta negra y, si te gusta el picante, sumak

1 limón y unas hojas de menta

ingredientes_mercimek

Preparación:

:: Lavar las verduras, pelar la zanahoria, y cortarlas en trozos

:: Pelar las cebollas, el jengibre y los dientes de ajo y picarlos

:: Sacarle las hojas de tomillo a la rama

:: Calentar aceite de oliva en una olla y sofreír la cebolla, el ajo, la zanahoria, el apio, el pimiento, el jengibre y la hoja de laurel a fuego fuerte durante 3 minutos

:: Añadir los tomates y el tomillo y sofreír otros 2 minutos a fuego fuerte

:: Añadir las lentejas, 1 litro de agua, sal y si se desea un par de pastillas de caldo de verduras (en este caso, es mejor no poner sal)

:: Dejar cocer tapado durante 15 minutos a fuego lento

:: Retirar del fuego, sacar la hoja de laurel y triturar hasta que quede una crema fina

El sabor particular lo aportan las especias con las que condimentas el plato: pimienta negra, 1 cucharadita de comino en polvo, sumak espolvoreado por encima si te gusta el picante y zumo de limón. También se puede añadir menta para darle un toque, aunque a mí no me gusta.

La crema se sirve con el limón partido en trozos para exprimir un poco de zumo directamente en tu plato. ¡Buen provecho!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *