Categoría: TEFAL MULTIDELICES

Pastel de cabracho en la Tefal Multidelices

El pastel de cabracho es una especie de paté untable de pescado muy popular en mi tierra, Asturias. Yo pensaba que en la Multidelices solo podían hacerse postres y yogures, pero en realidad puede cocinarse cualquier receta al baño maría, como es el caso de este pastel.

pastel_cabracho_multidelices

Yo ya había hecho el pastel de cabracho en el microondas y al baño maría, con un molde de flan dentro de una olla al fuego, pero me puse manos a la obra y decidí probar si también saldría en la Multidelices. ¡Y quedó genial!

Además es superfácil de hacer y solo hacen falta cuatro ingredientes. Aunque suele llamársele “de cabracho” en general, muy pocos utilizan cabracho auténtico (creo que también se le llama “gallineta”) sino cualquier tipo de pescado blanco (incluso bonito de lata, pero este no queda tan bueno). El color sonrosado se lo da la salsa de tomate.

ingredientes_pate de cabracho

Para acompañar, también se necesitan tostaditas tipo “crackers” y mayonesa.

Ah, y el pescado debe estar limpio y sin espinas, evidentemente 🙂 Yo he usado alguna vez bonito de lata, por pura vagancia, pero queda mejor con filetes de merluza o similares. Le da más textura.

Preparación:

Se mezclan todos los ingredientes en la batidora y se bate bien.

Se salpimenta a gusto.

Se llenan los seis tarritos, se cubre la cubeta de la Multidelices con agua hasta el indicador de “Máximo”, se elige el programa 3 (cocción al baño maría) y se seleccionan 40 minutos.

¡Listo!

También se puede cocer en el microondas, durante 15 minutos a potencia máxima, o al baño maría tradicional también 40 minutos.

La ventaja que le veo yo a esta forma de preparación es que son tarritos individuales, más fáciles de manejar y con más opciones para servirlos en la mesa.

cabracho_con_mayonesa

El paté de cabracho suele untarse en tostadas tipo crackers poniéndole por encima un poco de mayonesa. Y con una sidra para acompañar… ¡irresistible!

 

Yogur griego con Tefal Multidelices

El yogur griego que hace la Tefal Multidelices está muy, muy bueno. De hecho a mí me gusta más que el que compro para usar en la receta. No solo para comerlo tal cual, sino como base a otras recetas para hacer salsa de yogur con finas hierbas.

Para esta receta necesitaremos usar el accesorio de la Tefal Multidelices que es el tarro de 1 litro. Por cierto, a veces los accesorios de la Tefal Multidelices aparecen como si fuesen de la marca Seb, y últimamente la Tefal aparece en Amazon como Moulinex Multidelices. Ni idea de por qué hacen eso, parece ser que porque tanto Moulinex como Tefal (al igual que otros como Rowenta) son marcas de electrodomésticos que pertenecen al grupo Seb, una marca francesa de pequeños electrodomésticos, que con el tiempo fue adquiriendo a todos sus principales rivales.

En fin, historias empresariales aparte, vayamos al grano. En su día hice el review de la Tefal Multidelices, y ahí explicaba que la yogurtera se vende con 6 tarritos de cristal con tapa incluidos, pero si quieres otros accesorios como los botellines para yogur líquido, otro set de 6 tarritos o el tarro de un litro, hay que adquirirlos aparte.

tarro_tefal_multidelices

El tarro de 1 litro viene con una especie de escurridor que usa la misma malla que los coladores que se emplean habitualmente en la cocina. De esta forma, cuando el yogur se va haciendo, se escurre el suero en el recipiente de plástico y el yogur queda con la consistencia cremosa de un yogur tipo griego.

Yo a mi versión le he añadido unas cucharaditas de azúcar porque yo de todas formas me tomo el yogur natural con azúcar y queda mejor así, ya integrada en el yogur, que si luego las pones aparte cuando el yogur ya está hecho. Pero claro, hay que tener en cuenta que si vas a usar el yogur griego para hacer salsa de yogur, según la receta que utilizo yo en este otro post, hay que olvidarse del azúcar y usar solo leche y yogur en la receta.

Ingredientes:

1 litro de leche entera o semidesnatada

1 vaso de yogur griego natural (puede ser el estándar de 10% de grasa pero yo usé el de 2,5%)

3 ó 4 cucharadas de azúcar

***

Preparación:

Batimos el litro de leche junto con el yogur, mejor con un batidor manual que con la batidora, porque en algún sitio leí que con la batidora podrían romperse las enzimas, o alguna de estas cosas que lleva el yogur para que la leche se “cuaje” (no sé si será verdad, pero por si acaso).

Si nos gusta que quede dulce, añadimos unas cucharadas de azúcar (puede ser de caña, entonces el color del yogur cuando ya esté hecho no quedará blanco del todo).

Damos la vuelta al accesorio de la Tefal Multidelices que sirve para meter los seis tarritos de cristal. Ahora los seis agujeros estarán en el fondo de la yogurtera y nos queda espacio para colocar el otro accesorio de 1 litro.

Ponemos el escurridor dentro del tarro de plástico de un litro y lo colocamos todo dentro del contenedor al que acabamos de dar la vuelta.

contenedor yogur griego

Rellenamos el tarro con la mezcla de leche y yogur. Como veréis, con estas cantidades queda justamente lleno hasta el borde… no cabe ni una gota más. Pero luego se va a ir perdiendo suero y el resultado final es bastante menos cantidad.

yogurtera

Seleccionamos la opción 1 con el botón cuadrado de la Tefal Multidelices (la de hacer yogur) y programamos 8 horas.

Cuando el yogur se termine de hacer, le damos la vuelta de izquierda a derecha al escurridor, de forma que ahora no queda encajado en el tarro de plástico de 1 litro, sino que se queda colgando un par de centímetros más arriba. Dejamos enfriar el yogur de esta manera, para que vaya perdiendo algo más de suero y así quede más cremoso.

yogur griego Multidelices

 

 

Flan de vainilla con Tefal Multidelices

 

 

flan de vainilla tefal multidelices

Esta receta de flan de vainilla no es exclusivamente de la Tefal Multidelices, de hecho yo la he encontrado en una revista del supermercado holandés y estaba pensada para hacer al baño maría tradicional, pero como en realidad lo que hace la posición 3 de la Multidelices es precisamente eso, cocer al baño maría, pues los flanes de vainilla en la Multidelices han quedado de 10. Lo dicho, quien no tenga la Multidelices puede sustituir el último paso por una cocción de los flanes en el horno y metidos en un recipiente con agua, y saldrán igual de buenos.

ingredientes flan de vainilla multidelices

Por cierto, yo soy muy vaga para hacer caramelo, de hecho la primera vez que he experimentado con la receta esta lo he probado a hacer yo mismo y casi me da algo, así que he utilizado caramelo líquido de esto tipo “Royal” del de toda la vida, aunque quien quiera probar con 100 gr de azúcar extra a hacer un caramelo ligero, según dice todo el mundo siempre quedan más ricos los flanes con caramelo casero.

flan de vainilla ingredientes

Aquí como vemos en la foto de los ingredientes aparecen 4 huevos y 2 yemas. En realidad, usé 2 huevos enteros y 2 yemas de los otros 2, o sea en total 4 huevos. Es que en realidad estamos haciendo flan de vainilla, por lo tanto tiene que saber más a vainilla que a huevo. Por lo demás, ya vemos que es una receta muy sencilla, con un par de ingredientes y rápida de preparar.

  • Lo primero que vamos a hacer es abrir el palo de vainilla para que salgan los “puntitos” del interior, y ponerlo en un cazo a calentar con la leche. Cuando hierva, lo retiramos del fuego, dejándolo reposar durante 10 minutos.
  • Mientras tanto, ponemos en un recipiente el azúcar, los dos huevos y las dos yemas y batimos con un batidor.
  • Cuando la leche se haya enfriado, retiramos el palo de vainilla y vamos echando la leche poco a poco en la mezcla de huevo y azúcar, sin dejar de remover. 
  • Caramelizamos la parte de abajo de los vasitos de flan (yo como ya he explicado soy demasiado vaga para hacer el caramelo yo misma pero si no, hacer caramelo con 100 gr de azúcar y 1 cucharada de agua no llevará más de 5 minutos…).
  • Repartimos la mezcla en los vasitos, lo cual también requiere su técnica. Hay que echarlos con una jarrita de pico o un cucharón de sopa con tanto salero como si estuvieses escanciando una sidra en la madre patria asturiana. Pero no se deben llenar demasiado los vasitos, primero porque la mezcla es para que salgan 6 flanes y si no el último te quedaría minimalista; y segundo, porque siempre crecen un poco al cocer y si está demasiado lleno el vaso, se acabará saliendo la mezcla.

flan de vainilla en la tefal multidelices

Ahora solo toca rellenar el fondo de la Tefal Multidelices con agua hasta el borde de la flecha, y programar en el programa 3 para cocer al baño maría durante 40 minutos. Cuando el aparato pite, significará que ya está listo nuestro flan de vainilla. Veremos que, recién hechos, los flanes están un poco inflados en la parte superior, pero luego al enfriar bajan y se quedan planos. ¡Y recordad que si queréis hacerlos al baño maría tradicional, también se pueden poner en el horno 40 minutos dentro de un recipiente con agua, o incluso en una olla grande tapada!

flan de vainilla multidelices listo

Ahora los dejamos enfriar un rato a temperatura ambiente y después los pondremos a enfriar en la nevera hasta que estén bien fríos… aunque yo tengo que confesar que con mi hijo mayor en casa, los dos primeros siempre nos los comemos prácticamente ardiendo. ¡Y también están bien buenos!

Aquí está el resultado final de nuestro flan de vainilla con la Multidelices, un flan suave, fino, azucarado pero no en exceso, y con un sabor discreto a vainilla. ¡Me encanta! Y con la Tefal Multidelices, la verdad es que es fácil y rápido preparar algo tan típico como un flan. Quizás demasiado, porque eso sí, las calorías mejor no mirarlas. ¡A nadie le amarga un dulce!

Postres fáciles con Tefal Multidelices

Aunque la palabra para describirla suele ser “yogurtera”, en realidad la Multidelices es mucho más que eso. En el sitio web de Tefal llaman a este aparatito “robot de postres”. Además, por el precio que tiene, más le vale hacer algo más que yogures, ya que la Tefal Multidelices ronda los 100 euros, tanto si la compras en línea como en una tienda física tipo el Carrefour.

A mí ya me había entrado por los ojos hace más de dos años, cuando la vi por alguno de los muchos blogs que frecuento. Creo que a la primera que vi hablando de la Tefal Multidelices fue Isasaweis. Luego busqué información en internet y me llevé el shock del precio, ya que cuesta más del triple que una yogurtera “normal”. Además, parece ser que en el Benelux este producto no lo comercializa Tefal sino otra marca llamada SEB. Por otro lado, por lo que pude comprobar buscando por Internet aún podría encontrarla en Bélgica, pero en Holanda la Multidelices es prácticamente desconocida.

 

flan de vainilla en la tefal multidelices

Además, he de reconocer que mientras buscaba por Internet pude escuchar esa voz interior que tantas veces trata de meternos en vereda: “No le vas a dar uso… dinero tirado… para qué otro cacharro más…”. En fin, que entre uno y otro, pasó el tiempo y se me quitó el antojo, así que ya se me había olvidado por completo la Tefal Multidelices.

Hasta que, mientras estaba en España, quiso la casualidad que me apareciera un anuncio de Amazon.es en un sitio web que no tenía nada que ver con la Multidelices (o sea, que era justo el momento en que yo podía pedirla, ya que normalmente vivo en Holanda. Y estaba de oferta, ¡casi 30 euros más barata! pero además, sin gastos de envío… ¡Todo un chollazo!

Desde mi hemisferio izquierdo, comenzaron a llegar los cantos de sirena: podría hacer yogures desnatados, natillas “low fat”, o quesos blancos, que en Holanda no se comercializan. (y los haría light, por supuesto). ¡Las posibilidades eran infinitas!

Y claro, me la pedí sin dudarlo un momento. Me llegó al par de días, y ya la estrené in situ.

La maquinita está muy bien pensada: en la pantallita digital pueden elegirse tres velocidades:

:: La primera trabaja tiempos largos a poca temperatura, para hacer yogur.

:: La segunda que es igual pero hace quesos. Hay que usar unos escurridores que también vienen incluidos, para drenar el suero.

:: La tercera, para hacer flanes, que trabaja a temperatura más alta pero tiempos más cortos. Se le añade agua para cocer al baño maría.

Una vez programadas las horas para yogures y quesos, o los minutos para flanes y natillas, la Multidelices trabaja sola. Cuando termina, emite un pitido y se apaga. Por lo tanto, no necesitas estar al pie del cañón esperando para apagarla de forma manual. Además, viene con un librito de postres muy práctico.

tarros tefal multidelices

Yo la estrené nada más recibirla y la verdad es que los resultados no me desagradaron. Pero pronto llegaron los “peros”:

  1. Yogur natural ¡qué aburrido!, y además no merece la pena comprar un aparato tan caro para usarlo de vulgar yogurtera.
  2. Quesos blancos, vaya chasco… No son los que yo creía, tipo los mini quesos de Burgos que les das la vuelta y quedan como un flan. Son como yogur, pero de queso: requesones o quark, que esos sí los hay en Holanda.
  3. Postres lácteos, qué ricas recetas (sí, alguno que otro ya lo he catado… ya publicaré alguna de las recetas con foto de los resultados), pero un gran problema es que, aunque no llevan la etiqueta con la información nutricional como los del supermercado, sospecho que en solo un tarrito de la Multidelice hay más calorías que las que debería comer yo un día entero. Vamos que lo que le da más gracia al aparato, que son los postres lácteos, son los que engordan tanto o más como si te comes un cheesecake comprado en la tienda.

Además, a los yogures cuesta un poco cogerles el truco. A veces, utilizando el mismo tipo de yogur, mismos ingredientes, etc, en dos días diferentes no te salen iguales. Y no se pueden hacer yogures con fruta natural, porque se corta la leche. Total, que como ya he dicho, a priori hay un montón de “peros”.

Sin embargo, basta con echar un segundo vistazo y darte una vueltecilla por Pinterest, para ver que hay muchas otras recetas que al principio ni te imaginabas con este cacharro. Por ejemplo, puede hacer recetas saladas, no necesariamente yogures y postres. Yo he hecho pastel de cabracho y queda perfecto con esfuerzo cero.

En principio tampoco hace falta buscar recetas que sean especiales para la Tefal Multidelices. Puede hacerse con ella cualquier receta que sea para hacer al baño maría, usando la tercera velocidad en la que hay que añadir agua en la cubeta de abajo. Yo al principio la usaba muy poco, porque la primera impresión fue “esto no es lo que me esperaba”. Pero, ahora que le he pillado el truco, ya ni la guardo, la tengo en la encimera todo el tiempo porque la uso un montón.

Hace poco he comprado también el cacharro accesorio que es de un litro en vez de ser tarritos individuales. Con este accesorio se puede hacer yogur griego, requesón, arroz con leche, cheesecake, y hasta bizcocho. También hay otros frasquitos de plástico para hacer batidos, pero esos todavía no los he probado. Al final, para lo que menos resulta que la uso es para hacer yogures, aunque de vez en cuando también caen. ¡Todo un descubrimiento la Multidelices! La verdad es que yo la recomiendo al 100% pero sobre todo os recomiendo experimentar y no dejarla aparcada por un rincón sino seguir usándola. ¡Veréis qué fácil es! Aquí os dejo mi enlace de afiliado de Amazon.es para la Tefal Multidelices, por si os animáis a comprarla:

Tefal YG657120 – Yogurtera eléctrica (3 funciones, 6 tarros de cristal + 6 escurridores para queso Fresco + 6 tapas)